Lo que no sabías del chupete.

Hace unos días os enseñé por stories de Instagram (@suprimerdiente) uno de los chupetes que más me gusta recomendar en la consulta, el modelo perfect, de la marca MAM. A raíz de esa publicación fuisteis muchas las que me escribisteis para saber porque unos chupetes son más recomendables que otro y cómo saber distinguirlos. Vamos a intentar aclararlo.

Lo primero que debemos saber es que el chupete resulta beneficioso en muchos casos. Sobre todo en los bebés que toman biberón. Como ya sabemos, partir del primer mes de vida aumenta el riesgo de la muerte súbita del lactante y es entonces cuando juega un papel importante el chupete (o el pecho en el caso de lactancia materna). Parece haber una menor incidencia en los bebés que usan chupete por la noche porque al ir haciendo succión cada cierto tiempo no alcanzan un sueño tan profundo.

Otro de sus beneficios ocurre cuando los bebés son muy pequeños – o prematuros – y no tienen la suficiente fuerza para succionar. Con el chupete pueden ejercitar con mayor frecuencia los músculos implicados en la succión y así conseguir la fuerza necesaria.

Y cómo no, siempre será mejor que succione el chupete que su dedo (o incluso la mano). El chupete lo podemos retirar, el dedo no.

Pero también es un arma de doble filo. Nunca deberemos usarlo en bebés que no hayan conseguido establecer una correcta lactancia materna (ya que podría confundirles) ni debemos usarlo para retrasar una comida.

Ahora bien, una vez que usa el chupete, ¿hasta cuándo puede usarlo? Depende mucho de cada niño. De lo “adicto” que sea, de las maloclusiones que le haya producido, etc. Pero como norma general debemos retirarlo entre los 20-24 meses y nunca más tarde de los 36 meses.

¿Siempre que use chupete va a alterarse la posición de los dientes? No, pero si en la gran mayoría. Depende la frecuencia, la fuerza de succión , del tipo de chupete, etc. Veamos entonces las tetinas más y menos dañinas.

Lo primero que debemos saber es en qué zona debemos fijarnos a la hora de comprar un chupete.

  • Tetina cereza o bola.

Resulta de las peores. Ya que separa mucho los dientes superiores de los inferiores debido a su gran tamaño. Y obliga a la lengua a descender.

  • Tetina tipo gota.

Bastante mejor que los de bola, la tetina es mucho más fina. Pero la lengua sigue colocándose demasiado abajo.

  • Tetina anatómica.

Es relativamente fina y permite a la lengua colocarse en una posición más próxima al paladar.

tetina tipo fisiológica

Cuidado porque no todos los chupetes con tetina anatómica son los suficientemente finos, mirad en estas imágenes la diferencia entre la insercción de unas tetinas y otras.

Dentro de este grupo está el chupete PERFECT, de la marca MAM. Que no solo es de los más fino del mercado, sino que la tetina es mucho más flexible y permite a la lengua un mayor grado de movimiento. Comprobad la diferencia.

chupete mam

¡¡Espero haberos resuelto las dudas!!

Gracias por leerme 😉

Laura Bobillo,

Odontopediatra.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s