Ese primer diente que lo inicia todo

Bienvenidos a este blog con el que pretendo ayudaros con los cuidados de los dientes de los más pequeños de la casa, y los no tan pequeños, que en estos temas ¡cualquier ayuda es poca!

Me presento, soy Laura Bobillo, odontopediatra. ¿Y eso qué es? Os preguntaréis algunos. Pues ni más ni menos que una dentista especializada (y mucho) en niños. Un odontopediatra es el especialista que se encarga del cuidado bucodental del niño desde que nace ( incluso antes, con los cuidados prenatales) hasta que comienza su edad “adulta”.

Os cuento algo más acerca de mí. Soy sevillana. Estudié la carrera de odontología en Madrid, en la Universidad Rey Juan Carlos. Nada más terminar la carrera conseguí entrar en el Máster de Odontopediatría del Hospital San Rafael. Si algo tenía claro desde un principio era que quería trabajar con niños ¡ y lo logré! Más adelante me fui especializando en ortodoncia y ortopedia para intentar resolver todos los problemas bucodentales que se le presentan a vuestros hijos.Hoy en día sigo formándome para estar siempre al día de las últimas novedades, en el ámbito de la salud hay que renovarse continuamente. Trabajé en Madrid, Córdoba, Sevilla… Y actualmente estoy a caballo entre Sevilla y Cádiz.

El título de esta entrada me pareció perfecto para haceros llegar  la finalidad de este blog. A diario me encuentro con mamás – y papás- en la consulta que se encuentra un poco perdidos con la llegada de ese primer diente de leche. ¿Ha salido bien? ¿Cuándo le van a salir los demás? ¿No es muy pronto para que le salgan los dientes de leche? ¿No es muy tarde para que no le haya salido aún ningún diente? ¿Tengo que cepillarle? ¿Con pasta? ¿Sin pasta? ¿Y el chupete es bueno o malo? ¿Le quito el chupete o se lo dejo? … Seguro que más de uno os sentís identificado con alguna de estas preguntas.  Y para eso estoy yo, para intentar aclarar dudas, aconsejaros  y, en definitiva, ayudaros con la higiene y el cuidado bucodental de los pequeños (y no tan pequeños).

Os espero en la próxima entrada del blog.

¡Gracias por leerme!